27-05-09

Druppel

la gota que

 

Había una vez una gota que rebalsó el vaso.

Una gota que atravesó cuerpos.

Nada saciaba su sed .

Una gota llena de pesadillas de infancia y terror del destino, comió corazones inocentes.

Hasta que, luego de muchos años de perderse por el mundo, y pasearse por cuanto ojo triste encontraba,

la gota llegó al océano.

Y en vez de sentir la compañía de las otras millones y millones, la gota se sintió sola.

Y una gota sola es triste. De tristeza la gota fué a tomar sol.

Así  acabó con su sed.

 

 

08:59 Gepost door Lucila in kunst | Permalink | Commentaren (0) |  Facebook |

De commentaren zijn gesloten.